Entrenamiento On Line para Vencer la Fobia Social o Trastorno de Ansiedad Social

Envíame un mensaje 

(+51) 991965343

“A los 10 años sufrí una brutal agresión física y desde entonces vivo con mucho miedo.”  /  Vito

Seguramente ya has leído bastante sobre fobia social, pero si este no es tu caso, aquí tienes un extracto de lo que puedes

encontrar en otras páginas.

Es importante que conozcas cómo funciona el trastorno.

Será relevante para tu entrenamiento.

¿Qué es la fobia social o trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social (TAS), comúnmente conocido como fobia social, es un miedo intenso e irracional a ser juzgado por otros y a sentir vergüenza. Este miedo es muy limitante e incapacitante, tiene graves consecuencias negativas en la vida social, laboral y afectiva. La persona evita entrar en contacto con otras por el miedo y ansiedad que le produce. Incluso, solo pensarlo ya le causa un nerviosismo anticipado.

 

A pesar que sabe que su miedo es excesivo e irracional, no puede dejar de sentirlo.

 

• Afecta aproximadamente a 2 de cada 100 personas, más en mujeres que en hombres.

• El trastorno suele aparecer antes de los 25 años.

• Fobia Social no es lo mismo que timidez. La timidez no paraliza la vida de la persona, ni le produce sufrimiento. La fobia social sí lo hace.

• Debido al aislamiento social y a la incapacidad que produce este trastorno, en muchos casos se presentan conductas depresivas.

La persona sabe que su miedo es excesivo e irracional, pero saberlo no es suficiente, no puede dejar de sentirlo.

Existen diferentes grados del trastorno. Algunas personas pueden sentir los síntomas en situaciones sociales particulares como hablar en público por ejemplo (fobia social específica), mientras que otros pueden sentirlos en todas las situaciones sociales (fobia social generalizada).

 

En la gran mayoría de casos el trastorno se relaciona con factores de aprendizaje potenciados desde la infancia o adolescencia. Padres y/o madres autoritarios, críticos, violentos, explosivos o descalificadores, forjan hijos con personalidad insegura, evitativa y temerosa. Y con frecuencia, debido a su perfil inseguro, suelen ser víctimas de bullyng o acoso escolar, lo que incrementa aún más sus miedos.

 

Padres sobreprotectores pueden también ser un factor determinante. Los hijos reciben continuos mensajes de que no son capaces de lidiar con retos que suponen un contacto social.

En consenso se cree que para tener el trastorno debe además existir una predisposición genética.

Así como el miedo es aprendido, también se puede aprender a no tenerlo.

Así es. Liberarse de la fobia social no es una tarea sencilla, pero la buena noticia es que así como el miedo es aprendido, también se puede aprender a no tenerlo.

¿Qué siente la persona con fobia social?

Síntomas físicos: tensión, ruborización, sudoración excesiva, temblores, palpitaciones, náuseas, molestias estomacales, urgencia miccional, mareos, confusión. Todo ello desemboca en una gran carga de estrés.

 

Síntomas cognitivos y emocionales

La persona con este trastorno piensa que está siendo observado y enjuiciado por los demás. Además sufre un profundo miedo a que estos síntomas sean percibidos por los demás y trata de ocultarlos o controlarlos. Este intento de control lleva a conseguir justamente lo contrario, es decir, agrava y acentúa aún más los síntomas. Todo ello en un entorno de dificultad para concentrarse y recordar.

 

Los altos niveles de ansiedad experimentados en dichas situaciones, le provoca respuestas nada espontáneas, mutismo u olvido de lo que iba a decir. Esto se debe a la dificultad para focalizar la atención al estar preocupado por su desempeño o por la sola posibilidad de que se note su nerviosismo.

La fobia social no es una característica de la personalidad.

Es importante enfatizar que la fobia social no es una característica de la personalidad, es un trastorno que afecta el pensamiento, las emociones y la conducta.

La trampa interminable de la fobia social

En este esquema te muestro por qué la fobia social se hace tan difícil de controlar y eliminar. Fíjate que dije difícil, no imposible.

ANTES

• Evita la situación social temida.

• Pensamientos negativos anticipatorios.

• Ansiedad intensa.

• Miedo, temblor, sudoración, rubor.

DURANTE

• Aumento de los síntomas.

• Conductas para atenuar la ansiedad.

• Conductas de Evitación.

• Necesidad de escapar.

• Miedo a que descubran su miedo.

DESPUÉS

• Frustración.

• Auto desaprobación personal.

• Baja autoestima.

• Refuerzo de las creencias

(pensamientos negativos).

< Miedo a la gente

< Miedo a activar los síntomas

< Miedo a sentir miedo y activar los síntomas por consecuencia

Los pensamientos negativos son las creencias falsas e irracionales que dan sustento al miedo y a la ansiedad. Son una serie de pensamientos automáticos que acaban por tomar el control de la mente: "voy a hacer el ridículo", "me pondré muy nervioso y lo van a notar", "me voy a poner rojo", "van a pensar que soy tonto", "sé que Luis no me soporta, se le ve en cómo me mira".

 

El miedo y la ansiedad se activan como si la persona estuviera frente a un peligro verdadero, y experimenta los síntomas físicos de forma extrema. Incluso antes de hacerse presente el estímulo fóbico, se produce un estado de ansiedad anticipatoria, que se podría traducir como miedo al miedo. Esta ansiedad anticipatoria es la que provoca la evitación de la situación temida. Esto lo convierte en un círculo vicioso del que no puede salir.

 

Deteriora la calidad de vida

• La fobia social se relaciona con tasas elevadas de abandono escolar.

 

• Afecta las oportunidades de empleo, la productividad laboral, el nivel socioeconómico y la calidad de vida.

 

• Es muy probable que el afectado se encuentre solo, soltero o divorciado, sin tener hijos, sobre todo entre los varones.

 

• El trastorno de ansiedad social también impide actividades de ocio.

 

• A pesar de la magnitud de la angustia y del deterioro social asociado, en las sociedades occidentales la mitad de los individuos con este trastorno no busca tratamiento y tiende a hacerlo sólo después dé 15 a 20 años de experimentar síntomas.

Tratamientos comunes de la fobia social

¿Ya usaste alguno?

El método aplicado más generalizado para combatir la fobia, es tomando conciencia de que estos pensamientos negativos están allí, en tu mente, para luego reflexionar sobre ellos y evaluar su autenticidad. Desde allí puedes cambiar tu perspectiva y adoptar una forma de pensar más objetiva y realista. Esto es a lo que llaman Terapia Cognitivo Conductual.

 

Lo que viene es un resumen de los tratamientos que se usan hoy en día:

Psicoterapia

Terapia Cognitivo - Conductual

 

SE TRATA DE CAMBIAR TUS PENSAMIENTOS IRRACIONALES POR OTRA FORMA DE PENSAR MÁS REALISTA.

HA DEMOSTRADO SER MÁS EFECTIVO QUE OTROS TRATAMIENTOS.

Terapia de Aceptación

 

CONSISTE EN ACEPTAR LO QUE PIENSAS.

RECOMENDABLE CON INDICACIÓN DEL  ESPECIALISTA.

NO SOLUCIONA EL PROBLEMA, PERO AYUDA.

RECOMENDABLE

Relajación

NO SOLUCIONA EL PROBLEMA, PERO PUEDE AYUDAR.

RECOMENDABLE CON INDICACIÓN DEL  ESPECIALISTA.

Mindfulness

Medicación

ALIVIO MIENTRAS SE USE.

NO SOLUCIONA EL PROBLEMA CENTRAL. PUEDE CREAR DEPENDENCIA.

ES RECOMENDABLE MEDICACIÓN Y PSICOTERAPIA A LA VEZ.

Terapia de Grupo

Exposición gradual a situaciones sociales en grupos seguros, con previo entrenamiento cognitivo. Debe ser dirigido por un profesional.

RECOMENDABLE

 

SI TE EXPONES A EXPERIENCIAS SOCIALES POR TU CUENTA, SIN ENTRENAMIENTO COGNITIVO, PUEDES REFORZAR LA FOBIA.

Aviso importante: Ninguna recomendación de esta página web debe sustituir el tratamiento prescrito por tu médico.

  VENCELAFOBIASOCIAL.COM  |  Todos los Derechos Reservados